Menú

COVID-19: ERTE ¿CÓMO AFECTA AL TRABAJADOR?

COVID-19: ERTE. ¿CÓMO AFECTA AL TRABAJADOR?

Debido al incremento de contagios del COVID-19, el Gobierno declaró el estado de alarma en fecha 14 de marzo mediante la publicación del Real Decreto 436/2020. Esto ha generado una gran inseguridad para todos los ciudadanos y la obligación de no salir de casa si no es estrictamente necesario afectando así al aspecto laboral.

Como consecuencia de ello, muchos centros de trabajo tienen que dejar de prestar sus servicios, ¿qué soluciones da el ordenamiento jurídico español a esta situación? Para ello, muchos empresarios han recurrido a la figura que todos conocemos como ERTE.

¿QUÉ ES UN ERTE?

Es un Expediente de Regulación de Empleo Temporal. Su regulación la encontramos en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, el cual ofrece dos tipos de procedimientos:

  1. Suspender el contrato de trabajo

  2. Reducir la jornada entre un 10 y hasta un 70 por ciento.

REQUISITOS

Es la concurrencia de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor.

La implantación del estado de alarma se considera una causa derivada de fuerza mayor, por disposición legal directa, según el apartado 1 del artículo 22 del Real Decreto de 17 de marzo, de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID19.

PROCEDIMIENTO

La empresa es la que inicia el procedimiento de suspensión del contrato laboral y la que realiza todos los trámites ante los órganos publicos, de manera que el trabajador NO tiene que hacer nada.

  • Primero, la empresa realiza la solicitud del ERTE justificando el mismo ante la autoridad laboral, y a su vez, comunicará la situación a las personas trabajadoras y a los representantes sindicales de estas.

  • La autoridad laboral deberá dictar la resolución resolviendo si existe o no causa mayor, en el plazo de cinco días.

Asimismo, tampoco hará falta que el trabajador realice ningún trámite ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE PARA EL TRABAJADOR?

¿Se va a cobrar la totalidad del sueldo?

No, el trabajador cobrará la prestación por desempleo que le corresponda, lo que es un 70% dela base reguladora en un periodo de 180 días anteriores al ERTE. Es decir, es la parte del salario bruto que nuestra empresa nos retiene cada mes para entregársela a la Seguridad Social.

Es interesante saber que todos los trabajadores afectados por el ERTE cobrarán la prestación por desempleo, aunque no cumplan con la cotización mínima. Además, el tiempo en que el trabajador se encuentre cobrando del subsidio, éste no se entenderá consumido.

La duración de la prestación del SEPE se extenderá hasta la finalización del periodo de suspensión de contrato o de reducción de jornada.

¿Cuándo cobraré?

El trabajador estará en situación de 2paro”en cuanto el ERTE haya sido aprobado, dejando de percibir su nómina y accediendo a la prestación contributiva por desempleo.

 

¿Me pueden despedir tras un ERTE?

No debería ocurrir aunque es probable.

Finalizado el estado de alera la empresa no puede recuperarse, podrá presentar despidos individuales o un ERE, con sus consecuencias.

El Gobierno ha dispuesto que, para proteger aún más a los trabajadores, los empleados que hayan sido mandados al ERTE no podrán ser despedidos durante los 6 meses siguientes al reintegro.

Si, por el contrario, la empresa decidiera hacerlo, tendría que abonar las cotizaciones ahorradas a la seguridad Social.

¿Puedo reclamar ante los tribunales mi ERTE?

Sí, el plazo para recurrir ante los tribunales la decisión de la empresa de realizar un ERTE es de 20 días hábiles desde su notificación, y el juez, si considera que efectivamente el ERTE no es procedente, ordenará al empresario que se vuelva a admitir al trabajador y a que le abone el sueldo no pagado durante los días en que se ha visto afectado por el procedimiento.

¿Es mejor que me afecte un ERE o un ERTE?

La diferencia entre los dos es que un ERE conlleva indemnización puesto que se trata de un despido.

Por otro lado, el afectado por un ERTE no cobrará ninguna indemnización porque este consiste en una suspensión del contrato y el trabajador deberá volver a su puesto de trabajo en la fecha indicada en el mismo Expediente, esto debe ser, cuando termine el estado de alarma.

En conclusión, el ERTE es una medida que las empresas están adoptando por esta crisis sanitaria que perjudica en un 30% aproximadamente al trabajador en cuanto al salario.

Para cualquier consulta relacionada con el ERTE, ya seas trabajador como empresario, no dudes en ponerte en contacto con AGUAR ABOGADOS, te asesoraremos y te informaremos de los trámites a seguir, de las irregularidades que observemos y de las consecuencias que tendría la realización del ERTE.

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsApp
>