Menú

¿HA AFECTADO EL COVID AL RÉGIMEN DE CUSTODIA DE MI HIJO/A?

La declaración del estado de alarma ha conllevado el sometimiento a un confinamiento que poco a poco se va levantando con las fases, pero aun así, no se ha recuperado totalmente la voluntad deambulatoria, teniendo que responder a franjas horarias y a limitaciones.

Pero, ¿qué ocurre con el régimen de visitas de los menores en caso de padres divorciados o separados? ¿Está permitido continuar con el mismo y moverse hacia un municipio fuera de la región sanitaria correspondiente o no?

Efectivamente, sí que está permitido continuar con el régimen de visitas de los menores. Esto se ha recogido en el Real Decreto 463/2020 que declara el Estado de alarma, el cual establece en su artículo 7º que las personas pueden circular por las vías para una serie de actividades, y entre ellas se encuentra la “asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables”. Asimismo,
se permite el uso del vehículo para estos fines.

Pero ante todo hay que procurar el interés del menor, quien tiene derecho a pasar el rato establecido en sentencia o auto con sus padres y también derecho a exponerse lo menos posible al virus COVID, por lo que estos dos deberán ponderarse. Así, el interés del menor varía
dependiendo del caso en concreto.

¿Se puede modificar el régimen establecido mientras dura el estado de alarma?

Sí, puesto que ante un régimen de visitas sentenciado por un juez, prevalece siempre el sentido común, el acuerdo entre las partes, y la voluntad del menor (esto en el caso en que tenga la madurez pertinente para razonar al respecto, aunque finalmente la decisión es de los
progenitores).

Por lo tanto, en el caso de que los padres prefieran modificar extrajudicialmente algún aspecto de la custodia antes que cumplir a rajatabla la decisión del juez en esta situación (por ejemplo, un cambio en la regularidad de las visitas: en lugar de una semana cada uno, a dos semanas cada uno, para reducir la movilidad; o suspender las visitas y recuperarlas al finalizar), es completamente posible llevar a cabo esta opción.

Existe la posibilidad de que los progenitores tengan miedo a la hora de modificar el régimen en esta situación, porque podría utilizarse por una de las partes como justificación para formular una demanda de modificación de medidas, y así argumentar ante el juez un cambio del régimen por la  suspensión del mismo durante el estado de alarma.

Aun así, entendemos que este tipo de justificaciones responde a una situación excepcional y por lo tanto temporal, y no abogamos por que vaya a ser aceptada por un juez.

Por todo lo anterior, es aconsejable que lo mínimo que se hable entre los dos padres conste por escrito. De todas formas, es importante recordar que es totalmente abusivo privar a cualquier progenitor de su derecho reconocido en sentencia o auto a pasar rato con el menor sin la voluntad de la parte de que se trate. Por eso, al finalizar la situación de confinamiento es completamente válida y legal la recuperación de las horas perdidas por las partes durante el estado de alarma si las ha habido.

Por eso en Aguar Abogados ayudamos a encontrar un buen pacto o modificación del mismo entre los dos progenitores, ponderando los intereses y las voluntades de cada uno, y entendiendo la buena progresión del menor como principal aspecto a tener en cuenta. Ante cualquier duda sobre este tema no dude en contactarnos.

WhatsApp WhatsApp
>