Menú

Nueva Pareja Extinción Uso Vivienda

«La introducción de un tercero en la vivienda, en manifiesta relación estable de pareja con el progenitor que se benefició del uso por habérsele asignado la custodia de los hijos, cambia el estatus del domicilio familiar» (STS de 20 de noviembre de 2018).

Tras la sentencia del pasado mes de noviembre se ha resuelto uno de los efectos más discutidos en el ámbito del Derecho de Familia. ¿Qué pasaba cuando el progenitor que tenía el uso de la vivienda familiar se juntaba sentimentalmente con otra personal? ¿Qué sucedía con el inmueble que estaba usando? ¿Era justo para el progenitor no custodio?

Todas estas incógnitas quedan resueltas con la sentencia del tribunal supremo del pasado 20 de noviembre.

¿QUÉ ENTIENDE EL TRIBUNAL SUPREMO EN SU SENTENCIA Nº 641/2018?

El domicilio familiar es el núcleo de una vivienda, la incorporación de un tercero ajeno a la misma, de una variable nueva en la ecuación tenida en cuenta en el procedimiento de divorcio, altera los factores y hace necesario otra valoración del conjunto.

  1. Derecho de uso de la vivienda familiar

Este derecho se confiere y se mantiene siempre y cuando se conserve el carácter familiar de la vivienda.

La entrada de una tercera persona en la vivienda hace perder la antigua naturaleza de vivienda familiar, al servir –en su uso- a una familia distinta y diferente.

El derecho de uso de la vivienda familiar queda unida a la “familia” inicial (progenitor e hijos) siendo cualquier tercero ajenoa dicha familia inicial el detonante que rompe el sentido familiar que se le otorga al domicilio y por ende, la extinción del derecho al uso de la vivienda al progenitor custodio.

  1. Libertad de relacionarse

El juzgador justifica esta decisión y argumenta que NOse está limitandoel derecho a la libertad de establecer nuevas relaciones sentimentales, sino que se protege y se pondera el posible perjuicio que pueda suponer a terceros (el progenitor no custodio).

Si bien es cierto que en el momento de la separación se tomaran en cuanta una serie de circunstancias, también lo es que con la aparición de una nueva relación sentimental éstas características se ven modificadas sustancialmente.

  1. Interés de los hijos

Este interés es el que debe regir siempre en las decisiones que se toman respecto al cese de la convivencia familiar y a los efectos que puede ocasionar ya que los más endebles en todo el proceso son los hijos.

Según el tribunal, el interés no deja de ser la suma de distintos factores:

  • Relacionados con las Circunstancias personales de los progenitores y las necesidades afectivas de los hijos tras la ruptura
  • Así como “otras circunstancias personales, familiares, materiales, sociales y culturales que deben ser objeto de valoración para evitar en lo posible un factor de riesgo para la estabilidad del niño”.

El Tribunal entiende que el interés no solo radica en mantener a los menores en el mismo ambiente sino proporcionarles un nivel de vida similar al que se tenía antes de la separación/divorcio:

Dar una respuesta a los problemas económicos de los progenitores tras esta etapa forma parte del interés del menor que debe valorarse.”

Asimismo, la sentencia considera que cesar en el uso de la vivienda no va en contra del interés mencionado sino que la vivienda familiar existe y deja de existir con las circunstancias; la entrada de una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza por servir a una familia distinta.

  1. Alternativas de uso a la vivienda

El Tribunal puntualiza que NO se les priva de una vivienda en condiciones sino que el inmueble ha perdido su carácter de “familiar” y añade que el interés de los menores NO puede desvincularse absolutamente del de sus padres, al ser posible conciliar:

«La misma decisión adoptada en su día por los progenitores para poner fin al matrimonio, la deben tener ahora para actuar en beneficio e interés de sus hijos respecto de la vivienda, una vez que se ha extinguido la medida inicial de uso, y que en el caso se ve favorecida por el carácter ganancial del inmueble y por la posibilidad real de poder seguir ocupándolo si la madre adquiere la mitad o se produce su venta y adquiere otra vivienda«.

Lo que prioriza el tribunal, en pro de ambos progenitores y evitando una desproporción injusta, es la alternativa que se le puede dar al uso de la vivienda dadas las nuevas circunstancias que rodean a la ex pareja.

PASOS A SEGUIR TRAS LA SENTENCIA

Sin embargo, para poder declarar la extinción del uso de la vivienda familiar a favor del progenitor custodio, es necesario interponer una demanda judicial, NO es un procedimiento automático.

Si estas en una situación parecida, si te has divorciado y la vivienda familiar ha quedado en uso exclusivo de tu ex pareja, si tu ex pareja ha iniciado una convivencia en el domicilio familiar con un tercero, no dudes más; AGUAR ABOGADOS es especialista en temas de familia. Ven e infórmate sin compromiso sobre los pasos a seguir para poder vender la vivienda familiar.

error: Content is protected !!
WhatsApp chat WhatsApp
>