Menú

RESPONSABILIDAD CIVIL DERIVADA DEL RÉGIMEN FAMILIAR

Cuando un matrimonio / pareja deciden ponerle fin a su relación, deben regular las relaciones paternos filiales respecto a los hijos habidos en común. Es así que se determina si la custodia será compartida por ambos progenitores o exclusiva para uno de ellos. Normalmente, el progenitor no custodio tiene su correspondiente régimen de visitas.
Desgraciadamente, este régimen de visitas se incumple de manera muy frecuente, y por ello es muy normal acudir a los Tribunales al procedimiento de ejecución de la Sentencia que determinó el régimen.
Por su parte, el progenitor que ostenta la custodia del hijo/a tiene la obligación de hacer entrega al otro progenitor, para que pueda disfrutar de su compañía. Dentro de esta obligación se reconocen otras pequeñas obligaciones, así como prohibiciones, que faciliten el disfrute del progenitor no custodio de tiempo con su hijo/a. Por ejemplo:
Se debe evitar obstruir la entrega de los menores, como la planificación de actividades extraescolares en horas de entrega.
Queda totalmente prohibido plantear al niño/a la marcha con el otro progenitor como una “traición a la debida lealtad” del progenitor custodio.
Pues bien, en ese sentido, reciente jurisprudencia, en este caso la Audiencia Provincial de Madrid en una resolución del 26 de marzo, dispone que cabe exigir responsabilidad civil derivada del incumplimiento de deberes familiares cuando se de la concurrencia de unos elementos:
1. Acción u omisión imputada al progenitor.
2. Producción de un daño (moral o material) o pérdida de ganancias. En el caso en que nos encontramos -incumplimiento de obligaciones familiares-, para un progenitor puede llegar a ser un gran daño moral el hecho de no poder ver a sus hijos. Aun así, los tribunales han determinado que el simple hecho de no poder ver al hijo no produce automáticamente un daño moral, sino que será preceptivo incluir un informe psicológico en el que se describa que el padre ha sufrido un daño antijurídico, producido por una conducta dolosa y relevante.
3. Relación causal entre acción u omisión y el daño.
4. Acción y daño deben estar recogidos en una norma o principios generales del ordenamiento jurídico.
5. Debe existir dolo, culpa o negligencia del progenitor responsable del daño.
Pues bien, si su expareja o exmarido ha incumplido reiteradamente la obligación de entregar a su hijo en los momentos oportunos tiene la posibilidad de pedir, además de la ejecución de la sentencia en la que se ratifica el convenio, la responsabilidad civil de su conducta. No dude en contactarnos si necesita asesoramiento jurídico.

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsApp
>