Menú

Robo o Hurto

¿Robo o hurto? Cómo distinguirlos y la importancia que tiene para las aseguradoras

Últimamente se está dando una gran oleada de robos y hurtos en la zona del Garraf y el Baix Llobregat. El último ha acontecido el día 28 de enero en una vivienda de Sitges, cuyo presunto autor ha sido detenido por la policía municipal.

Como resultado, ante esta situación de continuados delitos sobre el patrimonio individual, los ciudadanos afectados acuden a las Compañías de Seguros para recibir la correspondiente indemnización, ser compensados lo antes posible y no quedarse a expensas de la detención y posterior sentencia del sujeto pasivo del delito.

Pero es muy importante distinguir entre estos dos delitos, puesto que las Aseguradoras lo hacen y, dependiendo de cuál sea el crimen cometido, van a cubrir la pérdida patrimonial total o parcialmente. Normalmente el robo queda cubierto en su totalidad, mientras que el hurto lo hace parcialmente o, en otras ocasiones, ni siquiera queda cubierto. Estos dos delitos son distintos, pero ambos se encuentran regulados en el Código Penal como delitos contra el patrimonio personal.

  1. HURTO

En cuanto al hurto, tal y como establece la norma penal española, consiste en la toma de una cosa ajena sin la voluntad del poseedor. Para que se dé es necesario que exista dolo con ánimo de lucro, esto es la voluntad de quedarse y disponer del objeto hurtado.

  1. ROBO

Por otro lado, el delito de robo consiste en el apoderamiento con ánimo de lucro de un objeto en la que se precisa fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde estas se encuentran, o violencia o intimidación respecto de las personas. Por tanto, ya no estamos hablando de tomar, sino de apoderarse, acción que va más allá de tomar posesión de un objeto, acción que requiere algo más.

Muchas veces, es el propio Código Penal el que nos define un determinado concepto, va más allá de su significado de diccionario. Esto pasa en el caso de la fuerza donde la propia norma nos define este concepto en su artículo 238:

Son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

1.º Escalamiento.

2.º Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.

3.º Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.

4.º Uso de llaves falsas.

5.º Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.”

Abogado en Sitges-robo-hurto

  1. EJEMPLO

Por ejemplo, un individuo entra en una vivienda cuando el propietario ha dejado la puerta abierta, por lo que no ha tenido que forzar la cerradura de la puerta ni de una ventana. Una vez dentro sustrae una serie de joyas por valor de 300 euros, en su conjunto. Al salir, lo hace por la misma puerta por la que entró.

En este caso el individuo habría incurrido en un delito de hurto leve, puesto que no ha habido ninguna circunstancia que el Código considera como fuerza. En cambio, si al salir del domicilio hubiera saltado por una de las ventanas del inmueble, se consideraría escalamiento y el crimen cometido habría sido robo en casa habitada, cuya pena es superior a la del hurto.

Respecto al ejemplo anterior, es importante precisar dos aspectos. En primer lugar, la cantidad de 400 euros ya no establece el límite entre la falta y el delito ya que éstas, ahora, son consideradas delitos leves. En segundo lugar, y en cuanto al escalamiento, hay que tener en cuenta que la jurisprudencia ha establecido 1 metro y medio de altura para considerarlo como tal.

Además de los objetos sustraídos dentro de las viviendas, los vehículos son otros normalmente tomados. Consideramos otro ejemplo: si el individuo entrase mediante la utilización de un alambre en un coche aparcado en la calle para alcanzar una cartera que se encontraba en un asiento, se habría dado la circunstancia de llave falsa y el sujeto incurriría en un delito de robo con fuerza. En cambio, si se utilizase ese alambre para acceder y seguidamente se llevase el coche, el crimen en cuestión sería el hurto, puesto que la fuerza no se utilizó para acceder al lugar en el que se encontraba la cosa, sino sobre la cosa.

Por lo tanto, el presunto autor del robo en el municipio de Sitges podría enfrentarse a una pena de prisión de entre dos a cinco años, puesto que el delito se calificaría como un robo con fuerza ya que utilizó escalamiento para huir de la vivienda, y en casa habitada, lo que supondría un agravante.

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsApp
>