Menú

Tengo Ocupas – ¿Qué hacer?

HAY OCUPAS EN MI INMUEBLE. ¿QUÉ DEBO HACER?

La ocupación se ha convertido en un problema desde la última crisis económica que azotó a España y provocó que muchos ciudadanos se vieran en la imposibilidad de pagar los alquileres o hipotecas, sin domicilio y con necesidad de acudir a este recurso.

En el otro lado de la moneda, nos encontramos con organizaciones de ocupas que se han aprovechado de esta situación y se han hecho expertos en las leyes que regulan este ámbito para evitar enfrentarse al proceso legal.

Como consecuencia de esta situación, se ha oído hablar del delito de allanamiento de morada y el de ocupación y la ley de desahucio exprés, pero, ¿EN QUÉ CONSISTEN REALMENTE?

Debemos saber que hay dos vías a las que se puede acudir: la civil (más rápida a la hora de devolver la vivienda al propietario) y la penal (más prolongable en el tiempo), y se es libre de acudir a cualquiera de las dos.

  1. LA OCUPACION: DELITO DE ALLANAMIENTO DE MORADA Y LA USURPACIÓN

    1. ALLANAMIENTO DE MORADA

¿Qué es una morada? Todo espacio cerrado en el que se pueda desarrollar una vida privada, como lo es una casa, auto caravana, camarote de un barco, e incluso un patio y una bodega como dependencias conectadas a la morada. Morador es por lo tanto quien vive en esa morada, independientemente del título que ostente (contrato de alquiler, hipoteca, usufructo… o incluso ninguno).

Nota: No debemos confundir el término morada con domicilio. Este último es utilizado por el Derecho Civil, y es definido como lugar donde se considera que una persona reside permanentemente; requiere una habitualidad que para la morada no es necesaria.

Así pues, en una segunda o tercera vivienda no se ejerce morada, puesto que en ella no vive nadie, sino que solo se acude ocasionalmente.

Lo que protege el delito de allanamiento de morada, regulado en el artículo 202 del Código Penal, es la inviolabilidad del domicilio, que entra dentro del derecho de la intimidad personal ya que se ejerce la libertad más íntima del individuo. Hay 2 tipos:

  1. Delito de allanamiento de morada activo, que consiste en entrar en morada ajena en contra de la voluntad del morador

  2. Delito de allanamiento pasivo, que consiste en quedarse en una morada cuando el morador le pide al tercero que se vaya.

    1. USURPACIÓN

El delito de usurpación del 245.2 de dicho código, se comete cuando se entra en un inmueble en el que no hay morada, como una segunda o tercera vivienda.

Es importante saber que no se puede crear morada en un inmueble en el que ya existe una. Si un sujeto entra en la 1ª vivienda de una persona y se instala, está cometiendo un delito de allanamiento de morada; en cambio, si un sujeto se instala en un inmueble en el que no existe morada, como es la 2ª vivienda, este estaría por un lado incurriendo en un delito de usurpación y por otro, creando una morada.

    1. EJEMPLO CASO REAL

De lo que hemos explicado anteriormente se deduce que si el propietario de la 2ª vivienda entra en ella cuando un ocupa está instalado, estaría el propietario incurriendo en un delito de allanamiento, puesto que el ocupa puede haber creado una morada (para demostrarlo ha de presentar pruebas, como, por ejemplo, que ha instalado junto con él sus bienes muebles).

  1. ¿QUÉ SOLUCIONES NOS OFRECE LA LEY PARA RESOLVER EL PROBLEMA DE LA OCUPACIÓN?

Existe la que se conoce como Ley de Desahucio Express, consiguiendo que el procedimiento de desahucio por juicio verbal y el de expulsar a los ocupas de las viviendas sea mucho más rápido:

  • Ahora los propietarios de una vivienda o poseedores legítimos por otro título (contrato de alquiler, de usufructo…) pueden pedir la inmediata recuperación de ella o de una parte, siempre que se hayan visto privados de tal sin su consentimiento y que muestren el título a la hora de presentar la demanda.

  • Se puede presentar la demanda contra el ocupante de la vivienda sin necesidad de identificarlo. Anteriormente esta identificación era necesaria, para lo que se debía acudir a la policía.

  1. ¿QUÉ PAPEL TIENE LA POLICIA?

Es importante saber que la policía puede entrar en un domicilio sin necesidad de autorización judicial cuando ha acontecido un delito flagrante, esto es, si la ocupación acaba de producirse, y si existen testigos. Pero si los ocupas, en el tiempo en el que la policía acude al lugar, demuestran que han generado morada, los agentes ya no pueden proceder a la entrada en el inmueble.

  1. PASOS A SEGUIR EN CASO DE OCUPACIÓN

  1. Si es un delito de allanamiento, llamar a la policía en el mínimo plazo posible para que intenten proceder a la desocupación de la vivienda.

  2. Si no se ha podido realizar, el segundo paso es la presentación de la demanda de desahucio.

  3. Cuando sea admitida a trámite, se da la notificación a los ocupantes para que contesten a la demanda en un plazo de 5 días aportando un título que justifique su ocupación.

  4. Si el demandante lo quiere, se comunica el inicio del procedimiento de desahucio a los servicios sociales del municipio para que ellos puedan intervenir.

  5. Si el juez entiende que la ocupación es ilegítima, resolverá la entrega de la posesión de la vivienda al demandante y el desalojo de los ocupantes. En este caso, bastará con que se solicite la ejecución de la sentencia sin necesidad de que transcurra el plazo de 20 días que normalmente se deja en la ejecución de resoluciones de condena.

ocupas

WhatsApp WhatsApp
>