Menú

UN “RIDER” EN SU EMPRESA – ¿EXISTE UNA RELACIÓN LABORAL O SE CONSIDERA AUTÓNOMO?

El pasado 25 de septiembre nuestro Alto Tribunal por fin determinó si la relación entre un “rider” con su empresa, en este caso Glovo, es una relación laboral.

La sentencia nº 805/2020, de 25 de septiembre, ha ratificado el criterio que utilizó también el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en 2017, al considerar como “falso autónomo” a un ex repartidor de la empresa, y a obligar a ésta a la readmisión e indemnización a favor del trabajador por la empresa.

Para el Alto Tribunal, “Glovono es una mera intermediaria en la contratación de servicios entre comercios y repartidores, sino una empresa que presta servicios de recadería y mensajería fijando las condiciones esenciales para la prestación del servicio.

Además, el Alto Tribunal ha sostenido que dicha empresa tiene lo necesario para la realización de la actividad, y para ello, se sirve de repartidores que no disponen de una organización empresarial propia, sino que son trabajadores de la misma empresa.

Por todo lo anterior, los repartidores contratados por las empresas como Glovo, Uber Eats, entre otras, no deben ser considerados como autónomos, sino como trabajadores asalariados.

El Supremo realiza un análisis de los elementos que determinan si un trabajador ostenta una relación laboral o no con su empresa en nuestro ordenamiento jurídico. En definitiva, la relación entre empresario y trabajador debe ser:

  1. Personal. Debe ser el propio trabajador quien preste los servicios para los que es contratado.

  2. Voluntaria. Implica un acuerdo donde ambas partes consienten llevar a cabo la celebración del contrato.

  3. Por cuenta ajena. Supone la realización del trabajo por cuenta del empresario, y al trabajador no le afectarán las pérdidas o ganancias que se produzcan en la empresa directamente. Asimismo, el resultado que el trabajador origina con su labor es propiedad del empresario, y no del trabajador.

  4. Remunerada. El trabajador debe recibir una contraprestación por sus servicios.

  5. Dependiente. Esta dependencia consiste en que el trabajador se encuentra en una situación de sometimiento al círculo organizativo, rector o disciplinario del empresario.

Gracias a esta sentencia tan esperada, muchos trabajadores pasarán a tener la condición de “asalariados”, conllevando a su vez el reconocimiento de mejores condiciones laborales.

En AGUAR Abogados luchamos por los derechos de los trabajadores, y esta es una noticia a celebrar por parte de este gran sector de los “riders”, cuyo crecimiento ha sido indudable en estos últimos años.

Si te encuentras en una situación similar y no eres tratado como un trabajador asalariado, sino como un autónomo, no dudes en contactarnos.

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsApp
>